Mercadillo Navideño

Este sábado 12 de diciembre os invito a visitar la edición especial navideña de Pop Up Love De 11.00 a 21.00 horas estaremos en Espacio Mood (Corredera Baja de San Pablo, 8). Podréis encontrar moda, belleza, decoración y mucho más. Un plan perfecto para empezar con las compras navideñas ayundando y apoyar al pequeño comercio.

12346514_1029999213719204_8814427739063985791_n

Ven y descubre todas las novedades de Mariquita Trasquilá,  Las Cositas de Felicidad, Cachito Mío, Momo & You, Karen Hallen, Clo-osee Trendy, Yo Bonita y Con el Alma en Pena entre otros.

Para más información, podéis enviar un e-mail a esproyecto10@gmail.com ¡Os esperamos!

Regalo amigo invisible

Con la llegada de la navidad llega también el «temido» juego, ¿qué levante la mano aquel que no ha jugado nunca al amigo invisible? Todos alguna vez nos hemos visto dentro de este juego. Los hay de más y menos nivel, tanto en el juego como en el importe a gastar en el regalo de nuestro «invisible». Y puesto que estamos en «crisis», hoy os voy a proponer unos cuantos detalles únicos y diferentes a precios asequibles.

El precio no está reñido con la originalidad y si podemos salirnos de lo común, tendremos la fortuna de no coincidir con ningún otro regalo. En Atroje. Ropa y complementos tenemos asegurada la exclusividad y originalidad de sus productos.

Empezamos con estas piezas únicas, hechas a mano con telas antiguas. Imposible encontrar dos iguales. Su precio: 30€

10513443_1519514121646254_6924150321910591783_n

El estilo étnico está de moda y por eso os propongo estos brazaletes (15€ los pequeños y 25€ el más ancho) y monedero (20€).

10616032_1519621574968842_6140255048547904117_n

Y para finalizar, algo que nunca falla. ¿A quién no le han regalado nunca una cartera, monedero o bolso? Estos son super originales y están desde precios económicos hasta más elevados, pero lo cierto es que todos ¡me encantan!

10338295_1519053171692349_3020980206047355260_n

¿Qué te han parecido estas propuestas? Para pedidos, podéis hacerlo en su página de facebook o enviando un e-mail a atroje-pedidos@hotmail.com

Diciembre

Hay dos meses al año en los que me enamoro de Madrid, en los que me apetece pasear por las calles, andarme la Gran Vía entera de arriba a abajo y mirar la luz del cielo durante sus amaneceres y atardeceres. Como no podía ser de otra manera, un mes es julio y otro diciembre.

Y como en diciembre estamos, pues de el voy a hablar.

11

1.- Me gusta empezar a sentir ese frío seco que tenemos por aquí, sacar la bufanda pero reservar los guantes para los meses que están por venir.

2.- Las quedadas con los amigos para ir a ver los puestos de la Plaza Mayor y terminar tomando un chocolate en San Ginés.

3.- La luz de los amaneceres y las puestas de sol. No se que tiene la luz de este mes pero es algo increible. Me encanta salir de casa y mirar al horizonte, ambos lados con una luz distinta para una misma ciudad.

4.- La gente que te para por la calle para preguntarte, «¿la Puerta del Sol?» «¿la Plaza Mayor?». Todos con caras de ilusión.

5.- ¿Y Cortylandia? Qué sería de una Navidad sin ver este espectáculo. Reconozco que cada año lo veo más pequeño (imagino que será cosa de la edad, jejeje), pero me llena de ilusión ir, quedarme parada entre la gente y empezar a escuchar… «Cortylandia, Cortylandia…vamos todos a cantar, alegría en estas fechas porque ya es Navidad…».

6.- Las tardes-noches que empiezan esta misma semana. Gente que se arregla para ir de cena, cóctel, comida…Vestidos largos, pieles…¡Me encanta observar a la gente y ver como se ponen sus mejores galas para salir por la ciudad».

7.- ¿Y las pelucas, los gorros y las coronas? Reconozco que no entiendo mucho esto de ponerte una peluca en diciembre, pero me encanta cuando se empiezan a ver los primeros turistas con ellas puestas.

8.- ¿Qué levante la mano aquel que todavía no haya ido a comer un buen cocido a La Bola durante este mes? ¡No te lo pienses más! Está en tu lista de cosas pendientes.

9.- Me encanta, me ilusiona y me emociona ver como la gente va con sus maletas por la calle con cara de felicidad para volver a casa por Navidad. Las estaciones se llenan de magia, todos los que somos de fuera queremos irnos a casa con los nuestros, pues a pesar de lo bonita que está la ciudad, diciembre es un mes familiar.

10.- Montar el árbol de navidad. ¡Tarea mía y que no me la quite nadie! Me encanta montarlo, verlo y por supuesto, que estén las luces encendidas. En el centro, dos adornos especiales, uno en forma de campana y otro en forma de pato 🙂 Esa sensación de llegar a casa por la noche y ver el árbol encendido es increible.

11.- El 22 de diciembre, ¡día especial donde los haya! Despertarte en casa, escuchar el sorteo de fondo sabiendo que la posibilidad de que te toque algo es remota, pero ese día sabes que realmente empieza la Navidad.

123134

Pero lo que más me gusta de este mes de diciembre es la ilumincación de Madrid. Luces por todas partes dando color a esta bonita ciudad, hasta los edificios se tiñen para recibir la Navidad. Reconozco que cuando todo termina y las apagan, es como si hubieran apagado la ciudad y todos tuviéramos que salir de ella con un sentimiento de pena.

 

Ya huele a Navidad

Amigos, ¡ya estamos en diciembre! Y eso significa que el mes de las alegrías y los recuerdos, de los buenos propósitos, las comilonas, los reencuentros, los turrones, la loteria, los espumillones, el árbol, el belén, las estrellas, la zambomba, las panderetas y los villancicos ya está aquí. La Navidad se acerca.

Las ciudades se visten de luces demasiado pronto, tanto, que en ocasiones, que cuando llega la fecha exacta, parece que llevamos de Navidad un montón de tiempo.  

Todo el mundo tiene un momento en el que dice «Ya es Navidad». Para mí, es cuando hago la maleta para irme a casa por vacaciones. No puedo evitar, año tras año, sentirme como el protagonista de aquel anuncio de El Almendro que a tantas generaciones ha emocionado.

Pero antes de este día, hay otro, en el que digo «se acerca la Navidad» y ese espíritu navideño empieza a invadirme. Ese día, es cuando ponen el árbol de navidad en el Hotel Ritz. Suena raro, ¿verdad? Pero así es, después de más de ocho años sintiendo esto, ya se ha convertido en una tradición. Y este año, de manera especial, os lo quería enseñar.

Este año los adornos son fruto del trabajo de la Fundación Amanecer, ¿qué os parecen? Bolas, corazones, lazos…doscientas piezas forradas en telas y con un tacto de lo más agradable.