Reinventando el corte

Hace tiempo que llevo viendo en escaparates, revistas de moda y ahora en desfiles un corte en los vestidos que me resulta familiar. Recuerdo como hace ocho o nueve años vimos como el largo en esas prendas sufría una transformación. Las colas de los trajes subían hasta la altura de las rodillas dejando un corte asimétrico que no quedaba nada mal. La parte delantera dejaba ver las rodillas y la trasera llegaba casi a los tobillos. También se hicieron modelos en los que el corte iba de derecha a izquierda y viceversa. Una rodilla tapada y otra al descubierto, no estaban mal.

Recuerdo que yo tuve un par de esos vestidos, uno de cada manera, los dos en tono azul. Me gustaban y creo que no me quedaban mal. Ahora que los analizo, el éxito de estos cortes estaba en la caída de sus telas y que estaban destinados a momentos de cóctel, fiesta, bodas…no para cualquier día. Eran para una ocasión especial, en la que sentirte «especial» estaba dentro de la norma.

Ahora parece que las firmas low-cost quieren rescatar esta moda, pero creo que nada tiene que ver con la realidad. Los vestidos de hace años eran vaporosos, para una mujer femenina, con cortes elegantes… lo cual queda muy lejos de los nuevos diseños. Esta primavera-verano dicen que veremos muchos cortes asimétricos en el bajo de nuestros vestidos, yo no creo que sean tantos, o por lo menos en mi armario no entrará ninguno. Cortes demasiado rectos, en telas muy del día a día hacen que ese corte elegante pierda toda su esencia.
Y vosotras, ¿sois de las que se queda con el corte de hace años como yo? o ¿apostaréis por los rectos para vuestras nuevas prendas?


¿Qué está pasando con las novias?

Ultimamente todo lo que me rodea tiene sabor a «traje de novia», amigas que se casan, revistas de bodas que me llegan por todas partes, reportajes, pasarelas…todo se viste de blanco nupcial y yo, como buena observadora, lo miro todo con detenimiento.

Las modas pasan, unas vuelven y otras, gracias a Dios, se van dejando en nuestras retinas malos recuerdos. He de reconocer que no soy una persona muy moderna para ciertas cosas, y en el tema de vestir a las novias mucho menos. Los trajes van pasando, como la moda, y siempre he considerado importante escoger, para ese día tan especial, uno que no pase de moda, clásico, de los que cuando veas tus fotos dentro de veinte años no grites diciendo ¡¿por qué me compré eso?! Entiendo que hay épocas en las que las faldas pomposas se lleven más que otras, que las mangas de farol se hayan dejado para las niñas que hacen la primera comunión y que el blanco puro ya lo pueden llevar muy pocas al altar. Pero…¿qué está pasando con los trajes de novia?

Los diseñadores se empeñan en innovar, en quitar el encanto a esas novias vestidas de blanco y en que sean «una más» en el día de su boda. Lo siento, pero no, la novia es la novia, y si algún día me caso, quiero que el protagonismo se centre en mi y mi marido, pero más en mi, jejeje. No quiero que nadie vaya vestido de blanco, ni con traje de novia, la única novia del día quiero ser yo. Y por eso, no entiendo porqué cada día son más los que se empeñan en hacer trajes de novia horribles (bajo mi modesta opinión).

Después de ver los trajes negros, ahora la China Fashion Week, nos deleita con el rojo y el oro para la novia. La pasarela presentada en Pekín, nos muestra unos trajes de novia alejado de todos los cuentos de hadas. Faldas amplias, colas largas tipo caracol y con mil volantes, corpiños rematados el oro y cristales de colores, siluetas de sirena…¡¿Pero qué es esto?! ¿Vestidos con los que parecer una tarta de merengue? ¿con los que imitar a María Antoñeta por Versalles? No entiendo nada, llamarme antigua si queréis, pero…para mi, una novia tiene que ir de blanco, roto o no roto, con mantilla, con velo o sin nada en la cabeza, pero bien vestida, con cara angelical, sencilla y natural, para ir a fiestas de disfraces ya tenemos el carnaval y las cientos de fiestas que cada día se celebran con diferentes temáticas.

Os dejo fotos de los trajes de la diseñadora Tsai Meiyue, ya me diréis que os parecen a vosotros.


Y vosotros chicos, también estáis invitados a participar, ¿qué os parecería que vuestra prometida se presentara de esta guisa el día de vuestra boda?

II Feria Moda Vintage de Madrid

Del 3 al 6 de noviembre, el Centro Comercial Moda Shopping acogerá la II Feria de Moda Vintage de Madrid. Durante estos días se podrán ver y seguir la estética en los vestidos de novia que contará con una exclusiva colección de vestidos vintage comisariada por el diseñador español Lorenzo Caprile. A través de la misma, se podrá seguir la evolución de la moda nupcial en el S. XX.

Más de cuarenta expositores pondrán a la venta artículos y complementeos, que permitirán a cada novia, crear un look único y especial para poder brillar el día de su boda.

Son colaboradores del evento: Trucco, Pepe Leal, Búcaro y Mc. Cann Erickson. Para más información os podéis dirigir a los asesores de relaciones públicas y comunicación:
Laura Bárcela: lbarcena@comunicacionrrpp.es
Susan Herrero: sherrero@comunicacionrrpp.es