Estancia de lujo en Málaga

Hace ya un par de semanas viajé a Málaga por asuntos laborales. Me pilló toda la lluvia, cortes de carreteras, vías de tren y casi no salgo de la ciudad, pero por suerte, el AVE debe tener manguitos y no hubo problema.
 
Durante mi estancia, y como os adelanté en el post de mi estancia en Sevilla, me alojé en el NH. En este caso, no pude tener más suerte y la habitación era una maravilla.
 
Cuando pasas horas en un hotel, lo mejor sin duda son las suites. Tienes la oportunidad de tener varios ambientes. En este caso como podéis observar, el salón era incluso más grande que la habitación, con dos paredes a ventanales por las que entra un montón de luz.

 
 
 

La habitación con cama grande y detalles de bienvenida. Dos cuartos de baño para mi solita y un armario en el que podría colocar toda la ropa que guardo en casa.

 Como siempre, una feliz estancia en la ciudad malagueña.

De sevillanas maneras

Esta semana he tenido viaje y el destino no podía haber sido mejor, Sevilla. Tenía tantas ganas de volver a esa ciudad, pasear por sus calles, ver a los amigos y pasar unas horas allí, que cuando me propusieron ir no pude decir que no.
Me alojé en el hotel NH Central Convenciones. Reconozco que últimamente esta cadena de hoteles está mejorando bastante y cada vez me gusta más alojarme en ellos.
Os dejo algunas fotos de la suite junior en la que estuve y de las instalaciones del hotel.
Como nota curiosa, podréis ver que en el salon había una cinta de correr, jeje, cuando la vi no pude evitar reirme y pensar ¿quién les habrá dicho que este verano he ganado unos cuantos kilos? Estos de NH están en todo, pero por supuesto, y por si alguien lo duda, no me puse a correr.

 
 

Como siempre, un plato de fruta pelada y lista para comer para dar la bienvenida. Todo un detalle del director ¡muchas gracias!

 
 
 
Una de las cosas que más me gustan de estos hoteles es la zona del vestidor, reconozco que me gustaría tener una habitación así en casa, con carta de almohadas incluída ¡por supuesto!

El baño estaba genial. Ducha y bañera, independientes ambas cosas. Con productos de Agua de la Tierra que tanto me gustan ¡me encanta el olor!
 
 
 
 
 

Y por fin la cama, que al fin y al cabo es lo importante, ¿no?

 

El resto de llas instaciones del hotel están cargadas de luz y colorido, un ambiente muy andaluz 😉 Por cierto, si os gusta desayunar, os recomiendo madrugar un poquito para poder disfrutar de todo lo que ofrecen.