Poncho

¡Buenos días!

Es viernes, está muy nublado, tenemos tormenta y llueve 🙂 Probablemente en marzo os diga que ya estoy cansada de estos días pero hoy me gusta, estoy encantada de tener este día y de poder empezar a sacar la ropa de otoño.

La semana pasada recibí un poncho negro y blanco super bonito, mi amiga Sandra de las tiendas Bailly me lo envió. El tacto es perfecto, tan suave…Estaba deseando ponérmelo y por fin creo que este fin de semana, va a ser el elegido.

Más o menos he preparado una composición de lo que podría ser el look. Para no llevar tanto negro y suavizar el look, lo he mezclado con blanco y camel, ¿qué os parece?

¡Feliz fin de semana a todos!

Bye bye Hunter…Welcome Le Chameau

«Marca que tocan, marca de moda». Las hermanas Middleton están de moda y en ello convierten todo lo que tocan. Proclamadas iconos de moda y elegancia, las hermanísimas parecen dar un golpecito de varita mágica a todo lo que tocan.

Por eso, si yo fuera la dueña de Hunter empezaría a temblar. En los últimos años, estas botas de agua han estado en el top de ventas, agotándose en navidades y haciéndose pedidos con antelación, pero…¡atención! Kate Middleton las ha desterrado y así ha dado portazo a una de las tradiciones de la casa real.

Desde hace años hemos visto como la Reina Isabel las calzaba en sus paseos por Barmoral, pero los aires nuevos y renovados de la nueva duquesa han decidido cambiar el calzado británico por el francés.

Tanta euforia por las Hunter y Kate Middleton las descarta (desde mi punto de vista hace bien, son unas botas muy bastas y más para una futura reina), y apuesta por la firma francesa Le Chameau, donde seguro están dando palmas y encantadísimos con su decisión.

Eso si, seguir la moda de las Middleton no siempre es fácil, y menos las de la futura reina de Inglaterra. Si las Hunter sobrepasaban los cien euros, las de la firma francesa Le Chameau alcanzan los trescientos sesenta. ¿Serán capaces las hermanas de llevar esta moda a la calle y ayudar a la empresa francesa como han hecho con nuestro querido imperio Inditex?